En el marco de la Semana Europea de las Regiones y Ciudades, el proyecto Hub Iberia Agrotech (HIBA) celebró el pasado jueves 3 de noviembre en Sevilla el evento “La transición digital en el sector agrícola. En proyecto HIBA y sus beneficios (España y Portugal)”. Tanto de forma presencial como hibrida, los asistentes pudieron conocer la situación del sector agrícola, así como las herramientas que se están desarrollando para su digitalización.

Juan Manuel Revuelta, CEO de Finnova, fue el encargado de dar comienzo al acto, que se celebró en la sede de la Fundación Valentín de Madariaga y Oya de Sevilla. Sus palabras se centraron, sobre todo, en fomentar la empleabilidad de los jóvenes en el sector agrario y a saber retener su talento. A día de hoy, en España, se necesitan 200.000 jóvenes que trabajen en este ámbito para poder realizar un relevo generacional, resaltó Patricia Cavanillas, directora de Comunicación de la Fundación Finnova.

El objetivo de este evento fue proporcionar las herramientas para impulsar la digitalización de la agricultura, mejorar la competitividad entre las empresas, fomentar la cooperación público-privada y generar empleos verdes. Alicia Díaz García, técnico del Proyecto HIBA, fue la encargada de abrir el Bloque II denominado “Proyecto HIBA: Agrodigitalización a través de los DIH que sirvió como contextualización. Esta iniciativa de cooperación regional entre territorios pone el foco en el sector agroalimentario que, para Andalucía y Portugal, es estratégico. De ahí la importancia de su incorporación al mercado digital mediante la creación de una red de centros de innovación digital. Como resaltó Díaz durante su ponencia: “Fomentando una cultura de innovación y digitalización en las empresas, aumentamos la competitividad de nuestro sector agroalimentario”.

Lucía Castro Díaz, Gerente de Datalife, socio del proyecto HIBA, presentó un diagnóstico de la situación del sector basado en encuestas que permiten trabajar de forma más específica en el proyecto. Los resultados exponen que el sector está mejor digitalizado de lo que se consideraba antes de hacer el estudio. Pese a ello, es necesario que puedan acceder a los datos que pueden aportar riqueza a todos los agentes para poder impulsar a las “tractoras”. Como conclusión, Castro detalló que “las nuevas generaciones introducirán la digitalización de forma natural y será una palanca para que no abandonen el rural”.

Bloque III: La digitalización en Europa 

Massimiliano Dragoni, funcionario de la Comisión Europea (DG CONNECT), completó el tercer bloque del evento centrado en explicar la situación de Europa en esta área. El 9 de marzo de 2021, la Unión Europea presentó una visión donde se lanzaban vías para la digitalización de Europa hasta el año 2030. Este plan es esencial para que todo el mundo tenga acceso a las mismas posibilidades pues, “si no hay una población con capacidad digital, la capacidad digital se concentraría y beneficiaria solamente a una parte de la población. Siguiendo con la agenda 2030, la Unión Europea está trabajando en unas infraestructuras digitales seguras y, sobre todo, más sostenibles”, explicó Dragoni.

Bloque IV: Avances de la agrodigitalización en España y en Portugal 

La encargada de presentar la situación del sector en España fue María Teresa Ambrós Mendioroz, Subdirectora General de Innovación y Digitalización del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España. En su exposición, comentó que la brecha rural-urbana en conectividad es favorable ya que las diferencias entre ambas zonas son mínimas. Esta digitalización no solamente tiene cosas buenas y Ambrós expuso las sombras de esta. En España solo el 13% de los hombres mayores de 55 años tiene competencias digitales por encima de las básicas y entre las mujeres, solo un 7%. De 24 a 55 años, las competencias son más frecuentes llegando a un 31,5% de promedio. La edad de las personas que se dedican al campo se sitúa entre los 34 y 49 según el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) por lo que estos datos son preocupantes.

María Custódia Correia, Jefa de División/Red Rural Nacional de la Direção-Geral de Agricultura e Desenvolvimento Rural (DGADR) de Portugal, arrojó luz sobre la situación de su país en el sector en el que, según apuntó, falta formación de técnicos en áreas innovadoras y falta mano de obra especializada. Las explotaciones pequeñas y medias tienen mayor dificultad de información tecnológica relevante ya que la conectividad está reducida en el medio rural que es donde se encuentran la mayoría de ellas. Para erradicar la situación, están trabajando para reforzar las competencias digitales de los agricultores, simplificar y digitalizar la administración de la Política Agrícola Común de la Unión Europea y promover la transferencia de la tecnología y compartir de conocimiento.

Bloque V: Las mujeres en la nueva agricultura

María José Andrade, Miembro del Consejo Asesor de Emprendimiento Empresarial en la Fundación Valentín de Madariaga y presidenta de Mujeres Valientes, recalcó la importancia de las mujeres en el sector. El 34% de las mujeres andaluzas son titulares de explotaciones agrarias, el 14% ganaderas y el 18% trabajan en el sector agrario. Pese a ello, el estudio del Instituto Andaluz de la Mujer reveló que el 62.8% de la población rural piensa que las mujeres tienen una capacidad natural para realizar tareas domésticas y un 18,3% considera que es mejor que, cuando tienen hijos, su vida profesional ha de pasar a un segundo plano. Por ello, desde el Consejo consideran que es necesario dar a conocer estos nuevos modelos de mujeres agrícolas que necesitan datos, información y formación para conocer estas nuevas tecnologías.

Para que el público pudiera comprender mejor su exposición, contó con Nuria Ejea Lerdo de Tejada, CEO de G2G Algae Solutions SL, una empresa que trabaja en biotecnología utilizando las microalgas como herramienta para recuperar los recursos naturales. “El pulmón del planeta no es el Amazonas como se cree, son las microalgas. Estas suponen la producción del 70% del oxígeno que respiramos y depuran el aire” recalcó Ejea.

Bloque VI: Los jóvenes en la agricultura

Agustín Quesada y Patricia Tejada, EU Project Officers en Finnova, dieron a conocer los diferentes programas de la Unión Europea para facilitar que los jóvenes puedan acceder al sector agrícola. Quesada expuso el programa Interreg Volunteer Youth que promueve la cooperación entre los territorios de la Unión Europea para animar a los jóvenes a apoyar los proyectos y programas de Interreg.

Por su parte, Tejada comentó el programa Erasmus que no es solamente para estudiantes y que permite acceder a prácticas en empresas agrícolas que puedan aprovechar el talento juvenil y permitir que se queden en ese trabajo.

Bloque VII: La importancia de la comunicación en el sector agroalimentario 

Con este último bloque, realizado por Elisa Plumed, Presidenta de la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España, concluyó el evento. Plumed recogió toda la información de la jornada y concluyó que la agricultura, la ganadería y quienes producen alimentos no han comunicado porque no han tenido necesidad ya que se trata de un bien de primera necesidad. “El problema surge cuando la sociedad actual es de información, hay un constante intercambio de datos, investigaciones de mercado, uso continuo de la tecnología… y por ello se está democratizando la difusión. Es importante que el sector entienda que si no comunican no existen y si no lo hacen, otros hablarán por ellos y expondrán lo que quieran”, señaló Plumed.  La periodista resaltó, sobre todo, la importancia de contar con profesionales de la información para realizar estas tareas.

Sobre HIBA

El proyecto de Cooperación Transfronteriza Interreg España-Portugal (POCTEP) HIBA impulsará un ecosistema Plurirregional centrado en la digitalización del sector agroalimentario de España y Portugal a partir de la creación de una red de Digital Innovation Hubs (DIH) que fomente la iniciativa, la competitividad y la sostenibilidad empresarial, propiciando la reactivación económica post-Covid19.

Con un presupuesto de 5,3 millones de euros, cofinanciado al 75% por el Fondo FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) en el marco del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg V-A España-Portugal 2014-2020 (POCTEP), HIBA cuenta con 19 beneficiarios, siendo la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía (CAGPDS) el beneficiario principal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *